Compartir
Las mejores intros de series

Las mejores intros de series

¿Fanátic@ de las series de TV? Te presentamos un top con las 13 mejores series recientes.



5. Juego de Tronos
La cabecera de esta serie nos advierte de que no es una serie de fantasía medieval al uso. Sintonía evocadora muy apropiada.

4. Los Simpson
Cuando vi por primera vez un episodio de Los Simpson, me sorprendió cómo en un lapso de tiempo tan corto pude hacerme una idea de los caracteres de la familia. Creo que es la única serie que puede presumir de tener una cabecera distinta para cada episodio, ya que siempre la finalizan con una escena distinta de la familia en el salón de su casa. Su sintonía es de Danny Elfman, un veterano compositor de bandas sonoras.

http://youtu.be/faRlFsYmkeY

3. Mad Men
A pesar de no ser muy conocida en España, esta aclamadísima serie narra los comienzos de una de las más prestigiosas agencias publicitarias de los años sesenta. Según su creador, Matthew Weiner, el concepto de un ejecutivo tirándose por la ventana de su oficina siempre ha estado detrás del desarrollo de series. Con un vídeo inspirado en los anuncios del 1960, la inusual secuencia hace referencia a multitud de temas que se tratan en la serie, como el alcoholismo, la crisis existencial, la promiscuidad y la desesperación en la caricatura de un hombre de negocios anónimo.




2. Roma Criminal

Billetes, droga, secuestros, disparos… esta intro tiene todo lo que te vas a encontrar en las dos temporadas de esta aclamada serie, en la que se narra la historia de una banda criminal que llegó a tener el control de la droga en Roma durante los años 80 y 90. Muy buenos efectos, sobre todo el de presentar a los personajes sobre montones de billetes, y una canción brillante, al igual que toda su banda sonora.


1. Dexter
Una de las cabeceras más inspiradas y creativas. Efectos visuales para que objetos de uso común se asemejen a las herramientas de un asesino, metáfora de la doble vida de Dexter que tiene que ocultar bajo la apariencia de ser una persona normal y corriente. De esas cabeceras que nunca te cansas de ver.

Compartir...

Dejar un Comentario